viernes, 26 de febrero de 2016

AKUMAJOU DRACULA X: CHI NO RONDO [CASTLEVANIA: RONDO OF BLOOD] (PC ENGINE)



Obtener un lugar destacado en la historia de los videojuegos no solo conlleva para un sistema lúdico el tener un gran catálogo, también es importante haber innovado, haber sido pionero en algo. PC Engine la pequeña consola de NEC puede considerarse una pieza imprescindible en esta ya larga historia, aparte de su gran catalogo es considerada la pionera en muchas cosas, pero entre ellas la más conocida el uso del CD Rom. Como ya vimos en el reportaje que dedicamos al sistema, el conocido como CD Rom2 fue el primer lector de discos compactos en acoplarse a una consola. También Nec tiene el honor de haber sido la primera compañía en lanzar una consola con el CD integrado, la PC Engine Duo que incorporaba la versión evolucionada del mismo apto para los juegos en formato Super CD Rom pero sin olvidar también el soporte para Hucards.

PC Engine Duo
PC Engine Duo R
PC Engine Duo RX


El cambio al CD ROM supuso una revolución en los videojuegos, una nueva era a la que había que adaptarse si o si, las ventajas del uso del disco compacto eran mucho más numerosas que sus desventajas frente a los cartuchos clásicos, los 650 Mb que ofrecían, daban la opción a los programadores de meter prácticamente lo que quisieran sin aumentar los costes. Aun así sus inicios fueron dubitativos, y es que en esa época los usuarios veíamos como la mayor parte de los juegos lanzados en ese formato eran conversiones de los juegos de cartucho en su mayor parte con solo el añadido de una larga introducción y música en formato redbook, en otros casos eran mediocres películas interactivas con una jugabilidad consistente en presionar el botón en el momento adecuado y nula interactividad con los demás elementos, que se traducía en escasa rejugabilidad y aburrimiento en la mayor parte de los casos.



Solo algunas compañías se atrevían a hacer alguna modificación a la hora de convertir los juegos originales de cartucho a CD, a parte de las escenas cinemáticas algunos incluían nuevas fases o personajes jugables. Lo mejor de todo es cuando se iniciaba un proyecto exclusivo para ese formato, desde cero, como pasaba con el cartucho eso se podía traducir en un juego pésimo, regular, aceptable, bueno o en el mejor de los casos un juegazo.



Dracula X Rondo of Blood vio la luz para el formato Super CD Rom de Nec, Castlevania dejaba de ser prácticamente exclusivo de las consolas de Nintendo y Konami se lanzaba a programar para otros sistemas entre ellos la mítica consola de NEC. Un juego totalmente nuevo que tenía todos los elementos de los juegos en CD Rom, una banda sonora con calidad CD, escenas cinemáticas, pero que esta vez sí se beneficiaba de la memoria del disco para ofrecernos una experiencia visual y jugable nunca vista hasta entonces en un juego de la saga y en gran parte de los juegos contemporáneos del estilo.


Con permiso de Castlevania II: Simon´s Quest, que introdujo un alto componente RPG aunque no del todo bien implementado y dando lugar a un juego mediocre, podemos considerar a Dracula X Rondo of Blood, un punto de inflexión en la saga, el eslabón perdido entre los Castlevania clásicos y los conocidos como “metroidvania”, ya que aunque está lejos del estilo de juego de estos últimos, y se nos presente como un Castlevania de corte clásico, en Rondo of Blood se empieza notar un cierto componente de exploración con muchos secretos que descubrir que suponen un punto de partida, aunque aún lejano, al sistema que más tarde veríamos en Symphony of the Night (en adelante SOTN), el cual justamente comienza su historia en el final de Rondo of Blood.

Una de las “innovaciones” de Rondo of Blood, es que nos presenta un desarrollo multinivel, es decir la mayor parte de las fases tienen dos posibles salidas que nos llevaran a una fase completamente diferente cada una, este punto ya había sido utilizado en el genial Castlevania III: Dracula's Curse de NES, aunque de manera mucho más simple ya que al final de cada fase podías elegir entre dos fases de manera automática. Rondo of Blood da una vuelta de tuerca a este concepto añadiendo un gran componente de exploración, ya que lo normal es terminar por la salida principal, que nos llevara por el camino que se supone normal del juego, pero si observamos cuidadosamente el escenario y logramos encontrar la salida alternativa y terminar el nivel por ella, supondrá que nos desviemos de este recorrido principal y pasemos a explorar otras zonas, a su vez estos niveles alternativos tienen dos salidas, una de ellas nos mantiene en este camino alternativo pero la otra nos devolverá al principal.


Si no contamos el prólogo, el cual es un corto pero espectacular enfrentamiento subidos a un carro tirado por caballos, terminar el juego supone superar siete niveles de todos los que tenemos disponibles, pero gracias al diseño del juego podemos construir una aventura diferente en cada partida, por eso el componente de exploración es alto y con él la rejugabilidad del título está más que garantizada, este inteligente sistema alarga sobremanera la vida del juego y rejugaremos el mismo unas cuantas veces, buscando y combinando las diferentes salidas a nuestro gusto, siempre y cuando las encontremos claro está, y es que no todas estarán a la vista.

Por ejemplo, a mitad del primer nivel podemos romper un muro con nuestro látigo, eso en juegos anteriores de la saga suponía descubrir algún objeto escondido que aumentaría algún atributo de nuestro personaje, en cambio en la entrega que nos ocupa, tirar abajo un muro puede suponer encontrar un gran tramo escondido del nivel actual, el cual seguramente lleve a una salida alternativa del mismo.



Así nos encontramos que si bien el desarrollo de inicio al final del nivel es de una longitud y duración similar o poco mayor al de los demás juegos de la saga, es cierto que los niveles en Rondo of Blood están divididos en diferentes zonas incluso algunas muy diferenciadas dentro del mismo nivel, pudiendo tener alguno 3 segmentos diferentes entre sí a los que hay que sumar las zonas escondidas, por lo que la amplitud de estos en conjunto es muy superior a los escenarios de otras entregas, gracias a la capacidad del formato CD Rom, es posible esta extensión pero no solo eso, también es posible el que la decoración, los fondos y los enemigos de cada segmento dentro de un nivel sean diferentes entre sí. Para muestra un botón, nada más comenzar el juego, y es que empezamos caminando por un pueblo en llamas pero por ejemplo en el mismo nivel podemos visitar unas cloacas o un parque en el que se aprecia a lo lejos la ciudad en llamas para terminar a las puertas del recinto del castillo de Drácula.


La mayor parte de estos niveles están inspirados en zonas que ya habíamos visitado en los anteriores juegos de la serie, la ciudad, torres del reloj, la entrada al castillo… todos se muestran aquí mejor que nunca hasta la fecha, pero además nuevas ambientaciones hacen acto de presencia, barcos fantasma a la deriva o rafting por un rio son algunas de las variadas localizaciones que podremos visitar en nuestro camino.

Y por supuesto el aumento de escenarios viene acompañado por un aumento en la plantilla de enemigos, así a los clásicos de la saga como murciélagos, cabezas de medusa que vuelan o zombis, se les une todo un batallón de nuevas criaturas, algunas de las cuales vemos unas pocas veces solo a lo largo del juego, por lo que viendo la extensión del juego y la cantidad de criaturas podéis hacerlos a la idea de la variedad de las mismas, por supuesto alguna vez se repiten pero os aseguro que no parareis de descubrir nuevos engendros en cada partida, muchos de los cuales gustaron tanto que se quedaron para siempre en el roster de enemigos de las entregas posteriores en portátiles.


Los enemigos finales del juego son dignos de mención, con una gran puesta en escena tanto a nivel grafico como jugable, debemos de pensar bien nuestros movimientos, debemos de estudiarlos en cada partida porque no son nada fáciles, algunos niveles incluso nos presentan algún “boss” intermedio antes del plato fuerte del final y como comentamos, cada escenario cuenta con dos salidas y la mayor parte de las veces el enemigo que nos espera en cada una es también diferente.

El formato CD Rom también sirve para que la historia que se nos cuenta sea más viva que nunca, mediante escenas cinemáticas de un marcado estilo anime, se nos contará la historia, no solo al principio si no también de vez en cuando entre fase y fase, en ellas iremos descubriendo como Drácula (aquí menos terrorífico de lo que cabría esperar) ha raptado, como suele ser habitual en él, a unas jóvenes con unos propósitos no muy buenos, entre las cuatro elegidas por este tenebroso ser, se encuentra Annete, la prometida de Richter nuestro protagonista, descubrir las intenciones de Drácula y rescatarlas a lo largo de nuestra aventura será una tarea opcional, aunque muy importante de cara al final, y por supuesto no será tan fácil como cabría esperar, y es que éstas en su mayor parte se encuentran prisioneras en celdas que debemos de abrir con una llave escondida en ciertos escenarios. Otra muestra más del nivel de exploración e interacción con el que Konami quiso empezar a incluir en la saga.


Y si hablamos de la parte artística de los escenarios podemos decir que Konami se ha esforzado verdaderamente en intentar que el universo de Rondo of Blood se aprecie vivo, lleno de detalles que sin afectar para nada a la jugabilidad hacen que la experiencia audiovisual sea diferente a todo lo que habíamos visto antes, detalles que son posibles gracias una vez más al formato elegido, como por ejemplo en cierto nivel cuando destruimos un candelabro sobre el cual revolotean decenas de insectos vemos como estos nos siguen hasta que encuentren otra luz donde quedarse, o mismamente los enemigos finales que cuando son derrotados, hacen un ataque final a la desesperada (el cual no nos matara aunque nos impacte con poca vida), o el escenario preludio a cierto enemigo final el cual se va iluminando de manera magistral con los relámpagos que se suceden en el exterior, la propia introducción de los enemigos finales, los cuales no aparecen de repente si no que tienen una pequeña secuencia de introducción…

Incluso Konami se ha permitido el lujo de añadir numerosos guiños al jugador como el primer combate contra Shaft en los últimos niveles que consiste en una especie de “Boss Rush” prestado de la saga Gradius, en el que iremos enfrentándonos consecutivamente a enemigos sacados de otros juegos anteriores, como el murciélago gigante, medusa, la momia o el monstruo de Frankestein, un enfrentamiento que os sacara no pocas canas pero que es adictivo a rabiar, e incluso referencias a otras sagas ajenas a Konami como un pequeño tributo a Super Mario Bros en la fase del cementerio.

Quizás el mayor guiño de todos era la inclusión del llamado “Stage X” (más tarde se le conocería popularmente como “Akumajio Dracula X Peke”), un minijuego en el que se caricaturizaba todo y que nos salía cuando iniciábamos el juego sin la System Card adecuada (en las consolas que no tenían el Super Cd Rom), en el avanzábamos por un paraje muy colorido con un estilo grafico desenfadado hasta llegar al final donde un mensaje nos avisaba del problema de la System Card. Un detalle gracioso por parte de Konami.

Stage X "The Fate of Blood Must be Cut with the SUPER CD ROM ROM"

Los fondos son variados y bien animados, jugando con los planos de “scroll” dentro de lo que las limitaciones del sistema permitía crean efectos de profundidad muy conseguidos, con una paleta de colores que como pasaba generalmente con los juegos de PC Engine es muy variada y muy viva, no veremos gran cantidad de efectos gráficos, aunque algún zoom o rotación están presentes.


Hace un momento hablábamos del marcado estilo anime de las secuencias cinemáticas, y es que es otro de los puntos en los que Rondo of Blood se desmarca de las entregas clásicas de la saga para dar pie a lo que sería tendencia en las posteriores entregas de corte “metroidvania”, el abandono de la estética ruda, de las indumentarias de cuero, para empezar con un diseño colorido donde el personaje principal viste un traje de tela azulado, los diseños puramente anime son un punto de partida a lo que se vería luego en su continuación, SOTN con los diseños de Ayami Kojima, y en muchas de las posteriores entregas.

El apartado jugable de Super Castlevania IV la anterior entrega de la serie, dotaba a Simon, su protagonista, de gran versatilidad a la hora de defenderse y atacar, lo cual supuso que el juego fuese mucho más accesible de lo que lo eran sus predecesores, causando esto una división de opiniones entre los fans de la saga, siendo Castlevania considerada en sus inicios como una saga de una dificultad elevada.


Rondo of Blood vuelve en ese sentido a los origenes, el sprite de Richter es más pequeño y su control es más conservador, el látigo multidireccional desaparece y los saltos ya no pueden ser controlados totalmente en mitad del aire, aun así este punto mejora sustancialmente respecto al control clásico permitiendo hacer saltos bastante precisos, además se ha dotado al personaje de un novedoso salto hacia atrás, que conseguimos al presionar dos veces el botón de salto y que nos será bastante útil para esquivar algunos ataques enemigos si conseguimos hacerlo en el momento adecuado, y de un rápido ataque cuando un enemigo nos aceche por la espalda.

Por su parte los marcadores han sido reubicados mostrando una pantalla de acción mucho más limpia estos se condensan en una barra de energía vertical unida al contador de corazones, al indicador de nuestra arma secundaria y a nuestro marcador. Todo condensado de manera muy inteligente en la esquina superior izquierda de la pantalla.

El oro recolectado, clásicamente solo usado para aumentar nuestro marcador de puntos y la obtención de vidas extras por puntaje, puede además ser usado para desbloquear videos tutoriales que nos mostraran pistas para derrotar a los enemigos finales, todo un detalle por parte de los programadores y que entonces cuando no existía Youtube, salvaría seguramente a más de uno cuando se quedaba atascado.


Las armas secundarias disponibles han sido re-balanceadas respecto a los juegos predecesores, intentando que todas tengan sus ventajas y desventajas lo que hace que el jugador tenga que pensar bien en cada momento cual es la que le puede ser más útil ya que cobran vital importancia de cara a los enfrentamientos con los enemigos finales. Además en este juego se ha introducido también un ataque nuevo con ellas, el denominado “Item Crash”, un ataque mucho más poderoso que el normal pero que consumirá gran cantidad de los corazones de nuestro marcador. Así que ahora nuestro arsenal se compone por:

Dagas: ahora lanzamos tres a la vez, dando lugar así a un ataque más amplio que se caracteriza además por su velocidad, su “Item Crash” hará que Richter lance un flujo de dagas durante unos segundos.

Hacha: Un clásico en la saga que siempre suele venir bien en la mayoría de las ocasiones, describiendo una parábola un hacha eliminara a todo el que se cruce en su trayectoria, un arma rápida y muy versátil ya que permite eliminar a enemigos situados en niveles superiores al nuestro. El “Item Crash” es un ataque que envuelve a Richter con un circulo de hachas que se expandirán por toda la pantalla, su poder en esta ocasión es bastante bajo y su tiempo de efecto muy corto.

Agua Bendita: ahora sus explosiones avanzan por el terreno causando daño a enemigos lejanos aunque su potencia se ha visto reducida para compensar. El “Item Crash” es una lluvia de agua bendita que cubrirá toda la pantalla, muy útil.

Biblia: De nueva aparición, es muy útil en ciertas ocasiones y bastante aconsejable en algunos enemigos finales, una espiral de libros sale de nuestro personaje rodeándolo y ampliándose con los giros en los que va destruyendo los enemigos que se encuentre. Su Item Crash en cambio no es tan poderoso.

Crucifijo: lanzado a modo de boomerang ira hacia un extremo de la pantalla para volver de nuevo a Richter su ataque es poderoso aunque es un arma muy lenta, por lo que a veces no es aconsejable su uso. Su Item Crash es bastante poderoso aunque a veces podemos malgastarlo, este consiste en unos crucifijos gigantes que salen en pantalla durante unos instantes los cuales eliminaran a los enemigos si hacen contacto con ellos, lo malo es que a veces salen en el lugar donde no están los enemigos por lo que tenemos que intentar avanzar o retroceder siempre que se pueda con el fin de que lleguen a donde queremos. Si sabemos usarla bien y en ciertas ocasiones es una de las mejores sub-armas del juego.

Reloj: Su uso supone que el tiempo se ralentice, ralentizando por supuesto la acción y a nuestros enemigos, esto nos permitirá evadir algunos de sus ataques y salir victoriosos de situaciones de las que de otra manera seria difícil salir airoso. No causa efecto contra los enemigos más fuertes, incluidos los final Boss… por lo que lo convierten en una sub-arma que usaremos en contadas ocasiones. Su “Item Crash” nos envolverá en un círculo de relojes que irán atacando a los enemigos, muy poco efectivo y con un consumo bastante alto de corazones.

Incluso sin una sub arma equipada podemos hacer un Item Crash, y es que si presionamos el botón SELECT (el predefinido para este ataque) mientras no portamos ningún arma de apoyo, nuestro látigo, el Vampire Killer ardera en llamas para hacer un ataque más poderoso de lo normal. Una buena opción siempre que nos resulte más factible acabar con los enemigos a latigazos.


Llegados aquí y para seguir hablando de la jugabilidad del juego hay que hacer mención al personaje de Maria Renard, Maria es una de las cuatro damiselas raptadas por Drácula, las cuales debemos rescatar, funcionalmente, rescatar a las mujeres raptadas solo te dará una cinemática y un final un poco diferentes, pero María además se unirá a tu causa, siendo un personaje seleccionable y pudiendo jugar la aventura de principio a fin con ella. La inclusión de personajes jugables adicionales no era una novedad en la saga, Castlevania III: Dracula's Curse de NES ya había innovado en este aspecto, pero a partir de este juego el incluir personajes secundarios o coprotagonistas fue la tónica general de la mayor parte de las secuelas.

El personaje de Maria Renard es un gran acierto ya que dota de aun más rejugabilidad al título. Esto es porque el personaje de Maria lejos de ser un simple cambio de “sprite”, aporta grandes novedades a la forma en la que afrontamos el juego, la jugabilidad es completamente diferente con ella, Maria es un personaje más manejable que Richter, más pequeña, puede hacer doble salto permitiéndole cambiar de dirección en el aire e incluso llegar a lugares a los que Ritcher no podía (recordando una vez más el componente metroidvania) y tiene una técnica de deslizamiento y muy útil para evadir a los enemigos. Ataca con unas palomas que tendrán efecto boomerang describiendo un corto arco antes de volver a ella, puede lanzar dos muy seguidas, esto hace que este ataque sea más rápido y poderoso que el látigo ya que asesta más golpes en menos tiempo. Por otra parte con una combinación del pad podemos hacer un ataque secreto en el que Maria lanza una copia de sí misma que hace mucho daño a los enemigos. Para balancearla un poco y que el juego no se convierta en un paseo, Maria recibe más daño que Richter.



Sus sub-armas son completamente diferentes, en vez de dagas hachas y boomerangs, Maria está acompañada por varios amigos animales cada uno basado en las 4 constelaciones chinas, el fénix, el tigre, el dragón y la tortuga, por supuesto caracterizados de manera algo infantil en forma de pájaros, gatos, pequeños dragones y tortugas. Y también por otros de apariencia mas inofensiva como huevos o un libro de música. Estos generalmente no son tan versátiles o útiles. Aunque sus Item Crash son de gran poder a la par que espectaculares en su mayor parte, así veremos cómo los tiernos gatitos se transforman en enormes tigres o los pájaros en un fénix que llenara de una lluvia de fuego la pantalla eliminando todo lo que hay en ella, su poder por otra parte conlleva un gran consumo de corazones por lo que no podremos utilizarlos tan frecuentemente como con Richter.


En lo referente a lo visual nos encontramos que muchas cosas han sido cambiadas dotando a la partida con la niña de un toque infantil que contrasta con la estética oscura del juego, ya no solo los animales que hacen de sub-armas, si no también las escenas cinemáticas algo diferentes a las de Richter que siguen siendo estilo anime pero más infantiles e incluso con toques de humor en las mismas. Los pollos asados que restauraban la vida de Richter aquí son sustituidos por helados, las vidas son muñecos con la forma de Richter e incluso cuando perdemos una vida toda la sangre ha desaparecido y la pantalla de Game Over se nos muestra con unas coloridas e infantiles letras acompañadas por globos y flores.

Por todas estas razones, la jugabilidad es completamente diferente, y afrontaremos cada situación de otra manera, por no hablar que los enfrentamientos contra los jefes finales requieren entonces de técnicas diferentes.
Jugar con Maria es esencialmente el modo fácil de juego. Un modo, que no cambia la esencia del juego, pero hace que la experiencia de juego sea tan diferente que merezca la pena intentarlo una vez terminado con Richter.


Uno de los puntos fuertes de la saga siempre ha sido su banda sonora, era de esperar que la primera entrega lanzada en formato CD tuviera en este aspecto un nivel sobresaliente, y cumpliendo las expectativas, efectivamente, Rondo of Blood cuenta con una fenomenal banda sonora. Compuesta de muchos estilos musicales en la que podemos escuchar nítidamente los instrumentos, así algunas melodías de corte más popero se van complementando con otras que tiran a metal sinfónico, podremos escuchar remixes de temas clásicos de la saga como Vampire Killer, Bloody Tears o Beginning todas compuestas con una calidad exquisita. Y otras muchas composiciones de nueva factura, como Cross a Fear, Slash, Picture of a Ghost Ship, Opus 13 o Den, o la ya mítica Dance of Illusions que suena en nuestro enfrentamiento contra Drácula, algunas de las cuales llegaron para quedarse y fueron reutilizadas en otras entregas de la saga.

Todo un lujo de banda sonora que como no podía ser menos vio su lanzamiento en formato de CD de audio, Akumajo Dracula X, como así se le llamo, fue lanzado en noviembre del 93 e incluía dos discos, uno con las las canciones de este Rondo of Blood y otro con las de Bloodlines de Mega Drive y algunas del Akumajō Dracula del sorprendente Sharp X68000. Un impagable recopilatorio.

Por su parte las escenas cinemáticas cuentan con voces reales en japonés, a destacar la secuencia introductoria en alemán. Toda una muestra del cuidado que puso Konami en este lanzamiento.



Rondo of Blood supuso un impacto enorme entre los seguidores de la saga y los no tan seguidores, a unos les rompió un poco los esquemas de lo que venía siendo Castlevania hasta entonces y a otros el componente de exploración les llamo poderosamente la atención, el mimo con el que Konami trató al juego no se vio sin embargo reflejado en su distribución, y pese a que la fama de la saga era enorme en occidente y que PC Engine Duo tenía una versión de su consola en occidente (Turbo Duo), Akumajō Dracula X: Chi no Rondo como se le conocía en Japón jamás vio la luz como Castlevania X: Rondo of Blood, como se le hubiese conocido en occidente. Y si los usuarios norteamericanos ya suspiraban por él, los europeos ni os digo.

Tiempo después los fans de la saga vieron una chispa de esperanza con el anuncio de Akumajō Dracula XX, más conocido en occidente como Castlevania: Dracula X o Castlevania: Vampire´s Kiss. Un juego para Super Famicom / Super Nintendo que prometía ser un “port” de Rondo of Blood… pero al poco tiempo descubrimos que poco respetaba del original, siendo una conversión muy libre y recortada, perdiendo prácticamente toda la esencia de exploración y del desarrollo multinivel, el personaje jugable de Maria, entre otras cosas. El cambio al formato cartucho no le sentó nada bien al juego, pese a eso Vampire Kiss (como lo conocimos en Europa) no es un mal juego, aunque queda lejos de la excelencia de Rondo of Blood.


Debido a esta exclusividad en el mercado japonés, y a que PC Engine Duo no era un sistema mayoritario, el precio de Rondo of Blood ya empezó a sufrir especulación en esa década, siendo Turbo Duo (la versión occidental) “Region Free” en lo referente a los discos compactos, importadores avispados no dudaron en hacerse con remesas japonesas y venderlas a precio de oro entre los sufridos usuarios occidentales, hoy en nuestro día y con la moda de la especulación en lo “retro” podéis haceros una idea de que el juego precisamente barato no va a ser, siendo lo habitual verlo completo con “spine card” por más de 130 €.

Muchos usuarios durante estos años se vieron obligados a la emulación para poder catar sus bondades, pero Konami escucho las plegarias de muchos de ellos y para sorpresa de todos decidió hacer un “remake” en 2,5D (desarrollo en 2D pero gráficos poligonales) para la PSP de Sony. Un juego que salió muy decente, respetando genialmente el original y que además luce muy bien. Castlevania: The Dracula X Chronicles como se le conoció, no solo tenía el aliciente del lavado de cara, si no que fue la primera vez que el Rondo of Blood original se pudo jugar en occidente de manera oficial…

Y es que además el juego nos incluía la versión original como extra desbloqueable, dos juegos por el precio de uno, pero no solo eso, si no que también incluía otro extra en forma de otra joya impagable, el Symphony of the Night, la secuela de Rondo of Blood, uno de los mejores juegos de la historia incluido también en el pequeño UMD de la portátil de Sony, un pack de tres juegos que proporcionan muchas decenas de horas de diversión, un juego que todo usuario de la portátil de Sony debería de tener y ya no digo fan de la saga.


Poco más tarde por fin los usuarios de Nintendo pudieron disfrutar de la versión de Dracula X que tanto habían esperado en su época y es que Rondo of Blood vio también la luz en la Consola Virtual, y podía ser jugado fenomenalmente en la Wii. Por fin, Rondo of Blood era accesible a todo el mundo, y todo el mundo seguía rindiéndose a sus pies.

Muchos jugadores que entonces descubrían este juego habían jugado primero a su secuela Symphony of the Night, algunos incluso no sabían porque SOTN empezaba justo con un enfrentamiento con Drácula… El final de este Rondo of Blood servía como preludio a SOTN.

Destacar que hace pocos meses los talentos de PCE Works, un grupo de gente que se encarga de hacer reproducciones a modo de ediciones especiales de algunos juegos míticos y de “unreleased” de este sistema. Lanzaron una exquisita versión de Rondo of Blood de forma muy limitada. Esta versión llamada Akumajou Dracula X Belmont Survival Kit. Hizo las delicias de cualquier fan de la saga, ya que ni siquiera la mayor parte de las ediciones especiales de los títulos oficiales de hoy en día llegan al nivel de calidad de esta, que incluía:
Un cofre de madera, pegatinas, pin, una cruz de madera, una estaca matavampiros, entre otras cosas, acompañado todo ello por supuesto por una edición en digipack del juego (reproducción por supuesto). Una pena que de momento no vayan a hacer más stock.




En definitiva y para terminar ya. Rondo of Blood ocupa uno de los lugares destacados en el “Hall of Fame” de una ya longeva saga, por su calidad, por su innovación y por su rareza. Un título que nadie debería dejar pasar. Formas de jugarlo, como veis tenéis muchas, así que no hay excusa que valga.



2 comentarios:

  1. que buen articulo. Muy informativo y entretenido. Que es version digipack?

    Un saludo desde colombia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar! Me alegro de que te guste. El digipack es una edición que sustituye a la típica caja de plástico de los CD (jewel case) y consiste en una especie de carpeta de cartón en la que va el disco a veces con enganche como las normales a veces guardado en una solapa, es muy común en las edicion especiales de los cd de música. En en caso que yo comento aquí al tratarse de una "edición especial" del juego pues los creadores de la misma creyeron conveniente que el CD fuera en un digipack en lugar de un jewel case.

      Espero haberme explicado bien, un saludo y gracias de nuevo!

      Eliminar