jueves, 10 de agosto de 2017

GUARDIAN HEROES (SEGA SATURN)




El espectáculo gráfico de Gunstar Heroes, la originalidad de Dynamite Headdy, El frenesí de Alien Soldier, los puzles de Light Crusader…, eran tantas las experiencias que la por entonces joven Treasure nos había hecho disfrutar con el pad de Mega Drive, que los fans de Sega no podíamos más que mordernos las uñas expectantes ante su primer título para la por entonces nueva consola de Sega, la infravalorada Saturn.

Conocida es por todos (y si no lo conocéis os remito a este artículo), la capacidad de este equipo para sacar casi siempre el máximo partido a los sistemas bajo los que corren sus obras. Los ex desarrolladores de Konami empezaron en sus origines muy ligados a Sega y dejaron en su consola de 32 bits un buen puñado de títulos memorables, entre ellos este Guardian Heroes.

Un beat ´em up de ambientación fantástica medieval, con un apartado gráfico muy inspirado en el anime y unas cuantas novedades que lo diferenciaron de la competencia en un género no muy dado a la innovación.

Las virtudes de Guardian Heroes son muchas, y su rompedor planteamiento con respecto a la gran mayoría de juegos del género en los que primaba el golpear y avanzar… le dieron un merecido estatus de obra de culto con los años. Aun así al nacer bajo un sistema tan minoritario en su época como fue Saturn, Guardian Heroes no pudo ser disfrutado por todo el mundo, y fue ignorado por gran parte de los jugadores en su época, como pasó con tantos y tantos excelentes títulos exclusivos de la consola de Sega.




En cierta medida, los antecedentes en el concepto jugable de Guardian Heroes, podemos encontrarlos en un trabajo anterior de Treasure para Mega Drive, el juego de lucha Yu Yu Hakusho en el que los personajes se desplazaban entre diferentes planos muy al estilo de lo que se había visto ya en algunos juegos VS de Neo Geo como la saga Fatal Fury. Para Guardian Heroes cogieron este concepto de juego VS pensado para escenarios limitados, y lo trasladaron a un beat ´em up de scroll lateral.

Así nos encontramos con que lejos del sistema clásico de los juegos de “yo contra el barrio” tradicionales en el que las direcciones arriba o abajo de nuestro control sirven para movernos hacia en fondo o hacia el primer plano del escenario. Aquí servirán para saltar o hacer golpes bajos, lo que significa que con el control de dirección solo podemos desplazarnos a la derecha o a la izquierda.

La profundidad de los escenarios está definida por tres planos, y al igual que en los juegos de lucha VS que comentábamos hace un instante, para desplazarnos entre ellos debemos pulsar un botón. Este sistema que en principio puede parecer engorroso y poco ágil y más teniendo en cuenta el frenetismo al que nos somete el juego, hace que el jugador pueda profundizar mucho más que en los juegos clásicos del género en el apartado del manejo de nuestro personaje, ya que nos permitirá hacer movimientos más propios de un juego de lucha que de un beat em up, dotando así a Guardian Heroes, de una riqueza jugable enorme. Así disponemos de una gran variedad de movimientos, algunos ejecutados con diferentes combinaciones del pad de control con los botones de acción. Permitiendo incluso que podamos realizar ataques especiales y todo tipo de combos. Incluso se nos ofrece la opción de bloquear los golpes de nuestros enemigos, y de realizar luego contraataques. Si a esto le unimos la variedad de personajes nos da una cantidad abrumadora de opciones.





Como no, en un juego de corte fantástico medieval no podía faltar los ataques de magia, para ejecutarlos tenemos un botón que nos abrirá un menú en tiempo real en el que podemos seleccionar el hechizo correspondiente, un sistema que se antoja algo lento y que a veces causará que usemos la magia que no queremos o que nos golpeen durante el proceso. Para ello también tirar de comandos con nuestro pad que realizaran gran parte de esos hechizos de manera directa, otra vez más como si fuera un juego de lucha vs de toda la vida, la decisión de cómo realizarlos queda a la elección y la pericia del jugador.
Los hechizos disponibles tienen diferentes efectos, en su mayor parte de ataque, aunque hay personajes con hechizos de curación y defensivos. Hay una gran cantidad de ellos que son comunes a todos los personajes, aunque eso si su potencia y alcance varía de uno a otro luchador y a sus aptitudes con la magia.

Debemos de tener especial cuidado con el uso de estos hechizos ya que pueden afectarnos también a nosotros mismos, o a nuestros aliados… Así por ejemplo si convocamos un hechizo de hielo puede jugar en nuestra contra si lo pisamos ya que automáticamente nos quedaremos paralizados a merced de los enemigos. Así que aparte de tener controlada nuestra barra de magia para no malgastarla, también tenemos que tener en cuenta nuestra situación en el escenario.

Como podéis ver, el este planteamiento elegido por Treasure permite una gran variedad de movimientos que tardaremos no pocas partidas en ir dominando, pero que a su vez hace que el jugador se preocupe más que de aporrear botones sin ningún tipo de táctica o estrategia como pasa en algún que otro título del estilo.



Como buen beat ´em up jugar en modo cooperativo se convierte en un experiencia más enriquecedora, en el modo historia se nos permite jugar a dos jugadores a la vez, pero además por otra parte, al poco de comenzar la aventura descubriremos que aunque juguemos solos siempre tendremos un peculiar compañero manejado por la CPU, un enorme esqueleto con armadura dorada, a este personaje podemos darle alguna que otra orden para modificar su actitud en la batalla, aunque lo mejor es dejarlo repartir mamporros por su cuenta, cosa que se le da bastante bien. Incluso a veces tendremos otros personajes que nos ayudaran eventualmente.

Y si de por sí el planteamiento jugable no fuera suficiente profundo, en Treasure decidieron completar el juego con unos ligeros toques de RPG. Así mientras golpeamos a los enemigos, nuestro personaje va acumulando puntos de experiencia, que como en todo RPG sirven para aumentar el nivel de nuestro personaje, cada vez que lleguemos al límite establecido para ese nivel se nos indicara en pantalla esa subida de nivel y se nos otorgará un punto para subir nuestras estadísticas, así una vez superado el nivel, y solo entonces, podemos utilizar esos puntos obtenidos para mejorar alguna característica de nuestro personaje. Entre ellas las típicas de fuerza, vitalidad, inteligencia, agilidad, etc. Este punto es muy importante ya que todos los personajes tienen sus pros y sus contras, y si queremos llegar lejos en la aventura debemos de potenciar los pros pero también equilibrar los contras. Un ejemplo claro es el personaje de Randy, un buen luchador para los más novatos, pero debemos intentar mejorar su vitalidad inmediatamente, ya que empieza con una barra de salud más que escasa.





¿Y que hay de la historia del juego? Pues aquí también hay mucha miga, partimos de la base de un argumento que tampoco rompe con nada de lo establecido en juegos de ambientación similar. Dioses, humanos, magia, espadas… Este argumento se nos irá contando según avanzamos el juego, ya que al comenzarlo nos encontramos en una situación más que confusa, nuestros héroes consiguen una extraña espada y de repente son atacados por soldados del reino…
El desarrollo de la aventura nos deparará no pocos giros de guion y traiciones, contados en varias secuencias donde se nos ira desgranando el argumento, hasta llegar a uno de los múltiples finales… Y es que Guardian Heroes ya en su época se apuntó al sistema de “elige tu propia aventura”, así al final de cada fase y tras desarrollarse un poco el argumento, se nos darán a elección varias opciones para continuar nuestra aventura, las cuales nos llevaran por diferentes derroteros, esto no solo repercutirá en las fases que visitaremos si no que también los enemigos a los que nos enfrentemos, el desarrollo de la trama y el epilogo que veremos una vez derrotemos al enemigo final. Así contamos con 30 fases disponibles, pero durante el desarrollo de nuestra aventura no las visitaremos todas, si no que una parte de ellas. Lo cual no hace falta decir que potencia enormemente la jugabilidad y las combinaciones entre fases y el desarrollo de la aventura es enorme, por lo que si lo unimos a los personajes tan diferenciados nos encontramos con una rejugabilidad perfecta. Los finales son siete, e incluso después de estas decisiones el enemigo final puede ser diferente. Y no solo acaba ahí la cosa, nuestro karma tomara partida también en el final que veremos, así si golpeamos civiles, continuamos golpeando enemigos muertos o rompemos los elementos de los escenarios nuestro karma será negativo modificando un poco la secuencia final.

Como veis todo un puntazo para el juego si bien aquí hay que decir que no inventó nada nuevo ya que este sistema, eso sí, en menor medida, ya había sido utilizado en otros títulos de género, también incluso, ambientados en la fantasía medieval, como los fabulosos Dungeons and Dragons Tower of Doom y Shadow Over Mystaria de Capcom o el decente Golden Axe 3 de Mega Drive. Que también nos permitían elegir entre diferentes rutas al finalizar los niveles, aunque con resultados menos profundos para la historia que el juego de Treasure.



Son tantos los detalles con los que la compañía nipona dotó a su primer juego en Saturn que podríamos estar escribiendo muchas más líneas al respecto, pero no debemos olvidarnos de que si algo hacia (y hace) realmente bien Treasure es llevar el hardware de los sistemas en los que corren sus obras a limites altísimos. Y en Saturn consiguieron rayar un excelente nivel.

Guardian Heroes consigue que Saturn saque músculo con lo que mejor se le daba hacer, manejar sprites en entornos 2D, y es que si en algo destacaba la máquina de Sega sobre sus contemporáneas era en este tipo de entornos gráficos. Treasure se sacó de la manga un motor gráfico que movía decenas de sprites en pantalla sin despeinarse prácticamente, y es que como debe de ser en un buen beat em up la acción debe y tiene que ser frenética. Y eso es lo que se propusieron los chicos de Treasure.

El apartado gráfico de Guardian Heroes era en su época, muy destacable, no creáis que nos encontrábamos ante lo mejor del momento, pero sus gráficos eran muy vistosos y la cantidad de enemigos que a veces aparecían en pantalla hacían que nos quedáramos boquiabiertos.
En lo referente a los escenarios y viendo la ambientación del juego, los artistas de Treasure se encargaron de darnos unos entornos coloristas de acorde con la estética anime del juego y llenos de tópicos de la ambientación medieval, castillos, ciudades, bosques, cuevas, cementerios, y un largo etcétera de parajes darán sucesión ante nuestros ojos dependiendo de las decisiones tomadas en la aventura. La factura de los mismos es muy buena, aunque yo siempre eche en falta algo más de dinamismo en los mismos, o incluso algo más de interactividad con ellos.



Los personajes cuentan con elaboradas animaciones, y los enemigos, pese a que no se nos muestra una gran variedad, y a veces cambian pequeñas cosas estéticas, están bien realizados y cuentan con una animación que para nada se le queda a la zaga de la usada para los protagonistas. El estilo anime confiere a los personajes un cierto toque desenfadado, incluso humorístico en algunos de los NPC, como Zur un cansino secuaz de Kanon o el inseparable roedor que sigue a Randy imitando incluso sus movimientos.

La cantidad de personajes que el motor gráfico se encarga de poner en pantalla es abrumadora, e incluso a veces nos costará distinguirnos ahí, entre las melees que se forman en la refriega, a veces incluso aparecerán ralentizaciones, que más bien están ahí por ayudar al jugador como pasa en algunos títulos de naves, que por limitaciones técnicas del sistema (que también puede ser no digo que no). El cambio de planos se realiza con suaves efectos de reescalado, que se ven más espectaculares aun cuando lo hacen enemigos de gran tamaño. A veces algunos escenarios cuentan con elementos como fuego que irán creciendo a medida que pasa el tiempo. E incluso veremos a la criticada consola de Sega hacer efectos de transparencias en algunos momentos, efecto gráfico al que le costaba llegar a muchos de los programadores en los primeros años del sistema.

En la época la gente aún seguía alucinando con los arcaicos gráficos de entornos vectoriales y tal vez por eso Guardian Heroes no sorprendió en este apartado pero lo cierto es que a día de hoy y con un buen lavado de cara en lo referente a resolución y algún que otro redibujado aun darían bien el pego, como así lo demostró hace unos años en su adaptación a Xbox 360.




Guardian Heroes fue también el primer juego de Treasure en formato CD Rom, esto permitió a los artistas encargados del apartado sonoro mayor libertad en su labor, la gran capacidad del formato, unido a las excelentes capacidades técnicas de Saturn con el sonido (de lo mejor de la generación) dieron como resultado una excelente banda sonora, que fue compuesta por Fujio Masuoka y Nazo Suzuki (Nazo2) y que hoy en día aún sigue siendo alabada por los jugadores y la crítica.

Destacables son composiciones como Rough and Ready un tema de corte heavy metal, la animada "Toki" Meki Saxophone, la épica The Sword, y como no, Open Your Hearth, la canción de la intro con la que abre el juego.

En cuanto a los efectos de sonido destacar que las conversaciones entre los personajes y enemigos carecen de voces y son solo texto, pero por el contrario mientras combatimos los luchadores emitirán diferentes gritos al golpear y ser golpeados, con una gran variedad entre ellos y que además es de agradecer para el jugador que no se hagan cansinos. Por su parte destacar que en la versión nipona, la intro si está narrada con un doblador, aspecto que no se mantuvo en las versiones occidentales.



En adicción al modo historia, Treasure se sacó de la manga un modo Versus realmente adictivo, en el que se permite que hasta 6 luchadores se batan en duelo en arenas basadas en los escenarios del juego. Aparte de los personajes “buenos” que podemos elegir en el modo historia, aquí se nos permitirá elegir a enemigos que hayamos derrotado en durante nuestra aventura, pudiendo ser el plantel seleccionable de hasta 45 personajes. Podemos dejar que muchos de ellos los controle la CPU, que lo hace de manera fluida y con bastante IA, por lo que resultaran enemigos formidables y resistentes. Al principio de los combates podemos modificar ciertos parámetros de los personajes para hacer las peleas a nuestro gusto.

Un modo que alargara la ya de por si longeva duración del juego, y que podía darnos grandes momentos, sobre todo si teníamos un multitap y por supuesto amigos que se pasaran por nuestras casas a disfrutar de este modo multijugador que era, salvando las distancias, lo más parecido que se podía encontrar en la consola de Sega al posterior y exitoso Super Smash Bros de Nintendo 64.



Los poseedores de Xbox 360 fueron los afortunados de disfrutar de remasterizaciones de algunos títulos de Saturn, en concreto Radiant Silvergun y este Guardian Heroes. 2011 fue el año de lanzamiento para la remasterización este título que nos ocupa.
Obviamente se retocó el apartado gráfico, lo primero que vamos a notar es el nuevo formato de pantalla, que pasa a ser de 16:9 como era de esperar, así el campo de batalla tiene más visión para el jugador. La alta dedición obviamente vino acompañada de un redibujado de los personajes que ahora lucen mucho más definidos con un estilo que parece dibujado a lápiz, y filtros para los escenarios. Además los hechizos mágicos resultan más espectaculares que la versión original. El interfaz de usuario también se ha visto modificado haciéndolo algo más fácil de ver y rediseñando no solo los menús, si no también el HUD del juego. Por supuesto, también se nos da la opción de jugar con el apartado gráfico original.

Guardian Heroes (X360)
Guardian Heroes (X360)

Algunas de las mecánicas jugables y de control han sido modificadas en esta remasterización, dando un mejor manejo al jugador, y mejorando la experiencia jugable haciéndola más asequible, aunque si queremos jugar con el estilo clásico podemos seleccionarlo en la pantalla de opciones. Los textos de las conversaciones del modo historia también han sido modificados, en incluso cambiado de nombre algunas cosas importantes. Por su parte el modo versus amplía su máximo de participantes hasta doce, gracias a las posibilidades online de la consola de Microsoft y además se le añadió algún que otro modo extra del tipo supervivencia.

Su lanzamiento no fue en formato físico si no que solo se puede conseguir a través de Xbox Live Arcade. Una gran adaptación del clásico a la actualidad, que respeta la esencia del original y mejora no pocos puntos. Aunque por ser exigentes podría haber llegado aún más lejos.
Guardian Heroes (X360)
Guardian Heroes (X360)



En la política de Treasure era norma por aquellos días no hacer secuelas de sus propios juegos. Pero ocho años después del lanzamiento del original para Saturn, hicieron una excepción a esa norma no escrita, Advance Guardian Heroes apareció como próximo lanzamiento para la exitosa portátil de Nintendo Game Boy Advance. Una secuela directa del original que resultó ser una decepción tanto para fans de la saga como para aquellos que no la conocían, dando un juego que si bien no es malo, no llega ni por asomo a las cotas de calidad del juego de Saturn. Con un apartado técnico claramente inferior, una historia que seguía vagamente la del juego original situándolo varias centenas de años después y un apartado jugable que se aleja de lo que hizo grande a la entrega original, perdiendo la división de planos, la elección de itinerarios… una injusta continuación para uno de los más grandes beat em up de los 32 bits. Pero que puede resultar interesante para los fans de la saga… o incluso curiosa, ya que muchos se atreven a clasificarlo como un juego en la línea temporal que une Guardian Heroes, con otra IP famosa de Treasure, Gunstar Heroes. Ya que no son pocos los cameos y huevos de pascua que esconden las dos sagas de Treasure, pese a pertenecer a géneros tan diferentes.


Como veis después de más de dos décadas desde su lanzamiento Guardian Heroes sigue siendo un juego “oscuro” para el gran público, como ya comentamos ser exclusivo de Saturn hizo que poca gente le prestara la atención que un juego de su calibre se merecía en su época, y con el paso de los años esa merecida fama no terminó de surgir, una mediocre secuela y una remasterización solo disponible digitalmente no fueron suficientes para llamar la atención en un mercado en el que el beat em up está de capa caída. Desde entonces han salido un buen puñado de juegos que en cierta manera recogen algo de su esencia, y aportan también otras cosas nuevas dotándolos de identidad propia. Pero eso no quita que los fans de este tipo de juegos deseen que Treasure vuelva a él y cree otra genialidad.


1 comentario:

  1. Juegazo si señor al que no he echado las horas que merece

    ResponderEliminar