lunes, 29 de octubre de 2012

World of Goo (PC, Wii, IOS, Android)





Los juegos de puzzle sufrieron una época de ostracismo durante la irrupción de los entornos 3D, todo el mundo quería juegos espectaculares gráficamente y el genero no parecía encajar muy bien en ese concepto, además el mercado se fue ampliando a nuevos jugadores muchos de los cuales solo buscaban diversión directa y sin complicaciones. Todo esto lo sabemos los que llevamos décadas con esta afición, juegos fáciles, repetitivos con personajes planos y sin ningún tipo de carisma, ataviados con trajes militares futuristas y simples de argumento como la clásica película mala de acción venden muy bien y en cambio autenticas joyas pasan desapercibidas para el gran publico.



Pero no fue hasta el inicio de esta generación actual cuando géneros olvidados durante la ultima década fueron asomando poco a poco la cabeza, resurgiendo tímidamente y encandilando no solo a jugadores veteranos, si no también a gran parte de esos nuevos públicos que comentamos antes, así los juegos puzzle vivieron, y siguen viviendo un resurgir que cada vez va a más.
Si bien es cierto, que si antes juegos como Tetris, Puyo Puyo, Lemmings o incluso los ya más contemporáneos Worms, plantaban cara pese a ser un genero minoritario a otros títulos ya no solo en ventas si no en critica y aceptación social, (Es difícil encontrar a una persona que no sepa lo que es el Tetris) hoy en día no se da la situación de ser superventas salvo en contadas ocasiones como Angry Birds, y más que nada venden gracias al mercado móvil y a las portátiles. Aunque todo hay que decirlo el genero nunca se fue del todo, ya que juegos como Guitar Hero beben directamente de sus mecánicas pese a considerarse juegos musicales.

 
Tetris, versión arcade de Atari.


Concretamente en el mercado móvil es donde más evolucionó el genero, y también donde mas publico nuevo acaparo, reviviendo métodos clásicos, como por ejemplo juegos de conectar figuras al mas puro estilo Colunms o Puyo Puyo, juegos de formar palabras como el Scrabble , hasta juegos como los que mucha gente ahora disfruta en Facebook que son mecánicas ya inventadas hace décadas y que ahora están descubriendo por primera vez. O el antes comentado Angry Birds que bebe directamente de las fuentes de otros juegos clásicos pero que se ha sabido adaptar a los tiempos convirtiéndose prácticamente en una moda.



En las consolas portátiles, el género también volvió a nacer gracias a PSP y NDS, Lumines, Echochrome Crush, Tetris DS y juegos de inteligencia que desbordaron el catalogo de DS tras el éxito de Brain Training. O también destacar los fenomenales Dr Layton, aunque estos encajan más en el genero de la aventura grafica que también por supuesto están compuestas por miles de pequeños mini puzzles y también están experimentando un pequeño y tímido resurgimiento aunque esto ya se sale de nuestro tema actual.


En las consolas de sobremesa el género aun se resistió a volver, no fue hasta la llegada de la actual generación cuando gracias a los “bazares online” de cada plataforma, dieron la oportunidad a pequeñas desarrolladoras que antes en la época en la que no existía este tipo de distribución digital se veían relegadas a la distribución de sus juegos por el método “shareware” limitándose solo a los usuarios de Pc.
Así con esta pequeña introducción vamos a hablar hoy de un juego que descubrí por casualidad en mi trabajo, y que tras leer criticas buenísimas hacia su originalidad y jugabilidad me animé a comprar y que resulto ser una muy buena compra. Hoy vamos a hablar de World of Goo.







Publicado por: City Interactive
Desarrollado por: 2D Boy
Sistema: PC (Windows, Linux, MacOS)
Otras Versiones: Wii, IOS, Android.
Género: Puzzle
Año: 2008




 
2D Boy es una compañía norteamericana compuesta en el momento del desarrollo de este juego por la friolera de... 2 personas!, uno encargado de la parte artística y el otro de la programación, muy lejos de los cientos de personas que se encargaron del bodrio de juego que es Resident Evil 6, y la muestra mas palpable de que con buenas ideas y buenas maneras se puede conseguir algo muy grande con cuatro perras y si no que se lo digan a creador de Minecraft.
El juego se lanzó en Wii Ware y mediante descarga desde la pagina oficial aunque posteriormente se lanzo en formato físico para PC y Mac que es el la versión que yo tengo. Mas tarde ya en 2010 el juego fue portado a todo tipo de SO para móviles.
El juego recibió grandes criticas de los medios especializados pero aun así a día de hoy se le conoce más bien poco, no ha tenido grandes ventas y no mucha gente lo conoce, pero es uno de los ejemplos mas claros del resurgimiento del género. Y es que Word of Goo apartado por apartado no tiene nada que envidiar a ninguno de los juegos superventas de los últimos años. Muchos me diréis... “pero si son gráficos sencillos sin ningún tipo de alarde técnico”, pero como siempre he mantenido, el apartado gráfico no se basa solo en cuantos polígonos forman el personaje, los efectos de luz, los de partículas, el antialiasing aplicado, etc, en el apartado gráfico hay un componente muy importante que normalmente para el jugador más casual pasa desapercibido, como también sucede en el cine por ejemplo y este componente es el apartado artístico, y Word of Goo va más que sobrado en este, y es que hasta en su arranque da muestras de su originalidad, en lugar de la tipica pantalla de “loading” vemos que nos va anunciando varias cosas como:

    - Excediendo la capacidad de la CPU
    - Construyendo capacidad emocional
    - Comprobando ozono
    - Cargando
    - Agitando
    - Extrayendo
    - Girando con violencia alrededor del eje de las Y
    - Debatiendo el arte de los videojuegos
    - Metiendo expectativas en sacos de arena
    - Licuando Bytes
    - Yodizando
    - Probando la perfección
    - Filtrando la moral
    - Diagramando meticulosamente la diversión
    - Homogeneizando Goo
    - Destilando belleza
    - Aplicando innovación
 
Pero si hay un apartado en el que Word of Goo realmente destaca es en uno muy muy importante y este es el de la diversión.
Pero vamos a dejar de presentar el juego y vamos a centrarnos en intentar a explicar su grandeza. Ya hemos dicho que el juego pertenece al genero puzzle pero dentro de este hay decenas de estilos de juego, como ya hemos dicho los hay de encajar piezas, de conectarlas, de conducir pequeños bichos verdes a través de inhóspitos parajes hasta una meta (que es una de las ideas que recoge nuestro juego), y así decenas de ideas y a cada cierto tiempo a alguna mente brillante se le ocurre un nuevo desarrollo del juego. 

Lemmings (Amiga)



El primer juego del estudio (o de uno de sus programadores) fue Tower of Goo, que data de 2005, digamos que Tower of Goo fue un prototipo, un esqueleto sobre el que mas tarde se asentó la idea de World of Goo. En este juego primigenio nuestro objetivo era construir con la única oposición de las leyes de la gravedad la torre de Goos más alta posible antes de que esta se derrumbe al cometer fallos en su diseño. Una idea fresca aunque con poco desarrollo pero que abrió los ojos a su creador para darle una vuelta de tuerca y cogiendo un elemento prestado de Lemmings (a eso me refería yo con lo de conducir bichos a una meta) como es su aparente “sencillo” objetivo, empezó a darle forma a lo que seria World of Goo.

Tower of Goo
A partir de aquí creo un mundo con fases completamente diferenciadas entre si , con miles de peligros que nos intentaran impedir nuestro objetivo y con un diseño fenomenal de forma que cada una de ellas suponga un reto nuevo y adictivo.
Como hemos dicho el objetivo es llevar nuestros goos a la salida, una tubería que absorberá todos los goos que se le vayan acercando, esta estará situada al otro extremo de nuestro punto de partida, normalmente en una zona de difícil acceso, y ahí esta nuestro objetivo, formar con los goos que tengamos disponibles todo tipo de estructuras para acercar a los que están libres (los que no hemos utilizado en la estructura) a ella. 


 
 
Hasta aquí sigue pareciendo un objetivo sencillo, pero la cosa empieza a complicarse si al principio de cada nivel nos informan de cuantos de los goos de los que disponemos de inicio deben de llegar a la meta para que se nos de por superado el nivel, y esta no es la única problemática contra la que nos encontraremos y es que todo lo construido en este juego deberá regirse por las normas de la física y no solo eso, deberá de estar construido de tal forma que evite decenas de obstáculos y enemigos que pongan en peligro la vida de nuestros goos, mermando la cantidad de estos e impidiéndonos completar el objetivo una vez alcancemos la meta.
Si nos encontramos con 5 mundos con numerosas fases cada uno, debemos superar todas estas fases para cambiar de mundo que cambiara bastante su estética unos respecto a otros, en total para finalizar el juego nos corresponde finiquitar 48 fases si no recuerdo mal, lo cual hará que le tengas que dedicar al juego decenas de horas ya que aunque las primeras las ventilaras en cuestión de segundos o pocos minutos, según vas avanzando en el juego te vas encontrando con retos cada vez mas complicados lo que hará que tardes mas de 10 minutos en superar la fase y eso en el caso de que lo consigas y no tengas que reiniciarla desde el principio. Los niveles superados pueden ser rejugados con el objetivo de conseguir mejor puntuación consiguiendo llevar el máximo numero de goos a la meta.


Pero yo estoy aquí hablando del esquema jugable del juego y de sus virtudes y aun no he presentado a los goo!
Los Goo son unos pequeños seres con forma de bola sin extremidades y con el único detalle de sus ojos. Generalmente son de color negro y su única habilidad es formar estructuras los unos con los otros una vez forman estructura no pueden separase y quedan inservibles pero se sacrifican para que otros goos puedan llegar sanos y salvos a su destino, aun así a lo largo de nuestra aventura iremos descubriendo nuevas variedades de goos, con diferentes habilidades, por ejemplo hay unos de color verde que tienen la habilidad de que al igual que los negros pueden ser usados para crear estructuras pero tienen la ventaja de poder reutilizarse, otros de color amarillo tienen pinchos que les permite adherirse a las paredes y así unas cuantas clases más.




El control del juego es muy bueno, todo lo que necesitamos es nuestro ratón y en el caso de la Wii nuestro Wimote el cual no he probado pero he leído que funciona a la perfección también. Nosotros “somos” el puntero que podemos desplazar a lo largo del escenario para pensar la mejor estrategia posible, los goos se mueven a lo largo de una zona limitada por nuestra estructura construida, como ya hemos comentado nuestra tarea es llevarlos a la meta para ello si hacemos click con el cursor encima de uno y mientras no soltemos el botón podemos coger el goo y moverlo hacia el lugar de la estructura que queramos siempre teniendo en cuenta que hay sitios inaccesibles a no ser que construyamos una estructura para llegar. 

 
 
También tenemos que tener cuidado no golpearlo con los obstáculos, pinchos y demás trampas que acabaran con la vida de nuestro goo. Así podemos ir creando estructuras que nos permitirán avanzar ya que el resto del “rebaño” goo trepara por ellas avanzando, las estructuras se van formando con una sencilla regla, cada goo tiene dos enlaces que van unidos a otros dos goo. En un principio esta es la regla básica aunque luego con la aparición de nuevos tipos de goo y demás se pueden alterar un poco.



Al crear nuestra estructura tenemos que tener en cuenta las leyes de la física, a veces si subimos muy alto y creamos una torre muy alta esta ya sea por acción de la fuerza de la gravedad o por acción de agentes externos, o simplemente por el peso de los goo al avanzar por ella se tambaleará y puede llegar a derrumbarse, por ello debemos hacer contrapeso y apoyarla en sitios adecuados, teniendo en cuenta también el numero de goos utilizados ya que tenemos un mínimo para poder pasar el nivel. A veces también tenemos que formar puentes para cruzar abismos, cientos de obstáculos naturales nos esperan en nuestra aventura.


El diseño de los niveles es cojonudo, los chicos de 2D Boy han creado tal variedad de situaciones que cada escenario es un reto nuevo, no hay una forma predefinida de pasarlo y puedes jugar con miles de estructuras diferentes, pero están diseñados de tal forma que poco a poco vas viendo donde están tus fallos, y que tienes que corregir, para que en el próximo intento lo soluciones.
Un dilema muy típico se da cuando tenemos una torre muy alta y el peso de los goo nos la inclina hacia un lado, entonces cogemos rápidamente un goo con el objetivo de hacer contrapeso en el lado contrario y con la inercia creamos un oscilamiento que nos obligará a colocar otro goo en el lado contrario con el objetivo de compensarlo pero si no lo hacemos bien podemos agudizar ese oscilamiento con el peligro de que nuestra estructura se parta en dos.

 
En algunos niveles podemos ver una especie de bichos con alas que al pulsarlos nuestros movimientos se deshacen permitiéndonos así corregir errores que hayamos cometido, algo muy útil si vemos que la estructura se nos cae, estos no son ilimitados si los usamos muy seguido acabaran desapareciendo y tardaran un rato en reaparecer.
La dificultad esta muy bien ajustada, todos los niveles se diferencian bastante entre si, y como hemos dicho algunos son muy fáciles pero otros suponen un reto, aun así nunca llegan a ser frustrantes y terminas por pasarlos después de unos cuantos intentos al ir aprendiendo los puntos en los que has fallado.



 
En definitiva nos encontramos ante un juego con un apartado técnico muy correcto, con unos gráficos muy originales, muy minimalistas pero a su vez con un diseño artístico muy bueno, que si bien puede no entrar por los ojos en las imágenes, una vez visto en movimiento cumple con creces su cometido, cabe destacar también en este punto su magnifico uso de las físicas que componen la mayor parte del atractivo del juego. El apartado sonoro del que no hablamos en el análisis cumple a la perfección destacando sobremanera los ruidos que hacen los goos al cogerlos. Y destacando sobre todo su apartado jugable donde World of Goo se muestra como un juego terriblemente adictivo con un control sencillo y una curva de dificultad muy bien ajustada.
Recomendable para todos aquellos que busquéis un juego fresco alejado del las tónicas habituales o todos aquellos fans del género que no lo hayáis probado. 






VIDEO: 


Gameplay 

1 comentario:

  1. Buen artículo, me han entrado ganas de rejugarlo!

    ResponderEliminar