viernes, 28 de marzo de 2014

F-ZERO GX (NINTENDO GAME CUBE)

La Trifuerza, el objeto del deseo de todos los mortales, el triangulo dorado compuesto a su vez por otros tres triángulos más pequeños, que puede hacer realidad los sueños de quien lo posea. Por todos conocido como uno de los símbolos más emblemáticos de la prestigiosa saga The Legend of Zelda.


Alguno se preguntará el porqué empiezo un análisis de un F-Zero con la saga Zelda, pero si os digo que la Trifuerza tiene algo que ver también con Sega, Namco, Nintendo y F-Zero entre otros juegos, alguno pensará que estoy equivocado, pero nada más lejos de la realidad.

La definición de Triforce que nos ocupa, esta lejos de su origen, aunque no desligada de Nintendo. En 2002 tres de las más grandes compañías niponas de videojuegos decidieron crear un hardware estándar para sus juegos en los salones recreativos, Sega, Namco y Nintendo unieron sus fuerzas para crear la placa Triforce.
Sega y Namco eran los grandes dominadores de este mercado y con sus potentes placas Naomi 2 y System 246 tenían de sobra para alojar sus juegos, pero la oportunidad de lanzar una placa conjunta y que a su vez esta permitiera conversiones rápidas y económicas a las consolas domesticas no era una idea nueva (ya se había usado en otras ocasiones como por ejemplo con la placa STV titan y la consola Saturn o la placa System 11 y Play Station) y era una idea sumamente atractiva, solo faltaba un sistema domestico del que copiar el hardware y ahí estaba Nintendo con su Game Cube (posteriormente Sega Y Namco lanzaron también la placa Chihiro basada en Xbox).






F-Zero nació con una recién nacida Super Nintendo, era un juego que entraba rápidamente por los ojos gracias a la utilización del famoso Modo7 y una endiablada velocidad, corría el año 1990 y los usuarios de todo el mundo se quedaban prendados del juego, no fue hasta la esperada N64 cuando se pudo ver una continuación, bajo el nombre de F-Zero X, otro grandioso juego aunque algo soso gráficamente con un abuso constante de la niebla y una carga poligonal que se antojaba bastante escasa, lo compensaba con una enorme jugabilidad marca de la casa.

F-Zero (Super Nintendo)
F-Zero X (Nintendo 64)



En las portatiles F-Zero vio varios entregas concretamente en Game Boy Advance, F-Zero: Maximum Velocity, F-Zero: GP Legend y F-Zero Climax, los dos últimos posteriores al juego que vamos a comentar a continuación.

Pero volvamos al asunto que nos ocupa, a la placa Triforce y a la primera y única aparición de la saga en recreativas y su posterior conversión a consola domestica siendo esta de momento la última aparición en sobremesa.

Con la muerte de Dreamcast ocurrió algo insólito años antes y era que Sega programara para consolas de Nintendo, y no solo eso, también que la gran N se decidiera a ceder licencias propias para que los programadores de Sega hicieran de las suyas.

Así fue que una de las franquicias hasta entonces menos explotadas de Nintendo, F-Zero cayo en manos de Amusement Vision, un estudio de Sega que se había formado en el año 2000 con la reestructuración interna de Sega y que por entonces su mayor éxito era el divertido Super Monkey Ball. Con la supervision de Shigeru Miyamoto y Takaya Imamura de Nintendo EAD, Amusement Vision se embarco en la difícil tarea de demostrarle al mundo lo que podían hacer con una franquicia de Nintendo.


Un tiempo más tarde las primeras imagines del juego fueron mostradas, era la versión de recreativa llamada F-Zero AX. Disponible en dos tipos de muebles (uno más sencillo y otro sencillamente imponente), estaban habilitados para introducir una tarjeta de memoria de Game Cube he intercambiar datos con la versión domestica. El segundo juego de Sega en la placa Triforce enseguida entro por nuestras retinas y es que visualmente era imponente, no tardaron en aparecer las recreativas en los salones de todo el mundo para demostrar que el buen hacer visual de Amusement Vision con la franquicia no se había quedado solo en eso, F-Zero AX resulto ser toda una delicia jugable y lo que era lo mejor la conversión domestica estaba ya lista, y no se hizo esperar, al poco tiempo estaba a la venta en Japón y poco después en el resto del mundo.










Publicado por: Nintendo
Desarrollado por: Sega / Amusement Vision
Sistema: Game Cube

Otras versiones: Version Arcade
Género: Velocidad
Año: 2003


F-Zero GX destaca en muchas cosas, pero si en una lo hace sobre las demás en su apartado visual, posiblemente uno de los juegos más sorprendentes de su generación y es que el trabajo de Amusement Vision es absolutamente encomiable.

F- Zero GX supone un paso de gigante a lo que se había visto en su anterior entrega, la ambientación de los circuitos que ahora están cargados de detalles es sublime, algunos son clásicos de la saga que ahora parecen nuevos ya que cuentan con una carga gráfica muy superior, son dignos de admiración, por las estructuras que los envuelven, aunque perdamos la partida son dignos de centrar nuestra vista unos instantes en ellos, incluso algunos efectos meteorológicos hacen acto de presencia como los relámpagos en el circuito Lighting.








La velocidad que es una patente de la saga, se ha visto aumentada de tal manera que llega a ser vertiginosa, sobre todo gracias a los 60 fps que muestra el juego y a la fluidez con la que todo se mueve. Los efectos de luz y de partículas están a un nivel inmenso, lo malo es que muchas veces se nos pasaran desapercibidos dada la velocidad a la que se mueve todo.

30 naves en pantalla, es un punto técnico a tener en cuenta y que pocas veces se valora en los juegos de velocidad, calcular todo lo referente a las naves rivales a la propia del jugador y mantener la tasa de fotogramas constante es algo que pocas veces se ve. Aunque eso si, los programadores a veces recurren a la niebla en el horizonte para evitar el “popping”.
Es de agradecer que Sega como solía hacer normalmente en esa época dotara al juego de selector de 50/60 hz, para que el publico europeo pudiera disfrutar de los 60 hz en los televisores preparados.


El trazado de los circuitos ayuda también a elevar esta espectacularidad, saltos imposibles, curvas con varias alturas, obstáculos en medio de la pista, etc, ayudaran a que nos pestañees durante toda la partida.
El diseño de las naves obviamente también se ha visto mejorado aunque para mi gusto podrían ser mejores aun, ya que siempre me ha dado la sensación de un aspecto mas cercano al juguete en el diseño de las mismas, aunque cierto es que también va con la estética del juego y de los personajes.






Si de verdad hubiera que poner algo negativo, y por poner algo, ya que no lo considero muy importante, son las explosiones de las naves, y es que viendo el alto nivel visual del resto del juego estas se me antojan poco espectaculares, una explosión más bien cutre que deja un mogote de chatarra chamuscada, podría haber sido mucho mejor pero como he dicho es algo que se le perdona.


Pero y la jugabilidad? Manejar unas naves a estas tremendas velocidades tiene que ser complicado no? Al principio el control puede resultar algo difícil, pero a las pocas partidas os parecerá una delicia. La verdad que el mando de la Game Cube se adapta a la perfección al control de las naves, y con un poco de practica conseguiremos hacernos con la mecánica de juego,entrar en las curvas como debe de ser y no perder valiosos segundos chocándonos con los guardarailes o saliendonos de la pista.

La acción es trepidante y no nos dejara un minuto de respiro, el más mínimo error provocara que pasemos del primer puesto a mitad de la tabla, por lo que el control de la nave debe ser asimilado completamente antes de empezar a ganar campeonatos, un punto a tener muy en cuenta es el uso del turbo, este nos proporcionara momentos de aumento de velocidad muy útil para adelantar y sobre todo para recuperar los puestos perdidos tras un choque, pero su uso desgasta el escudo de nuestra nave que va medido por la barra de energía que sale en pantalla, si tenemos la barra al mínimo y nos pegamos un golpe fuerte la nave explosionara y se nos retirara de la carrera.







Y es que la dificultad es una patente en toda la saga, pero en este juego llega a limites altísimos siendo a veces incluso desesperante, aunque no por ello frustrante, convirtiendo el juego en todo un reto, y sobre todo en tiempos en los que la dificultad de antaño parecía diluirse en pos de juegos asequibles para todo el mundo era de agradecer.

Seguro que hay algún despistado que no ha jugado a ningún juego de la saga así que vamos a explicar un poco como se juega aunque como veréis no tiene mucho secreto.

Los controles son básicos y sencillos, el botón A es el acelerador, el B es el freno, botón que no usaremos en demasía. El Y es turbo, como hemos dicho antes debemos de usarlo sabiamente ya que ira reduciendo la energía de nuestra nave y por consiguiente corremos el peligro de que quede destrozada y tengamos que retirarnos de la carrera, este no podremos utilizarlo durante la primera vuelta, es a partir de esta cuando el locutor de la carrera nos avisa de que lo tenemos disponible. También tenemos la posibilidad de atacar a las naves espaciales, eso se hace con el botón X, este hará que nuestra nave gire y golpee a la rival, eso si perderemos algo de velocidad por lo que su uso no suele ser muy recomendable.
Y por ultimo y muy importante los gatillos R y L, que nos ayudaran enormemente a tomar las curvas como debe de ser, apretarlos según la curva sea izquierda o derecha ayudara a nuestra nave a tomarla virando un poco hacia ese sentido y con la ayuda del stick la tomaremos correctamente.


Por supuesto tenemos un botón para elegir la cámara, tanto interiores como exteriores, la sensación de velocidad es autentica en la interior, pero yo prefiero las exteriores, ya que ayudan un poco más a la hora de ver los obstáculos que se nos irán presentando.





Los circuitos tienen diferentes zonas de terreno que afectaran a nuestra nave al pasar por encima, así tenemos las más importantes que son las “Pit Area”, estas permitirán a nuestra nave cargar la energía por lo que es muy importante cogerlas en cada vuelta ya que el turbo y la integridad de nuestra nave depende de esa energía, al pasar por encima es bueno ir dándole al turbo para ganar también velocidad a medida que se recarga, si son lo suficientemente largas cargaran toda nuestra barra.
A la hora de ganar velocidad también tenemos pequeños impulsores, clásicos de este tipo de juegos como Mario Kart y demás, al pasar por encima de ellos nos darán un breve pero intenso impulso, muy útiles para adelantar unos puestos sin usar nuestro turbo.
Por ultimo tenemos las áreas de salto, al pasar por encima nuestra nave saldrá impulsada para dar por norma general un inmenso salto en el trazado, es muy importante entrar bien en estos saltos y controlar la nave ya que a poco que nos desviemos aterrizaremos fuera de los bordes del circuito y el resultado no es nada bueno...
Por ultimo tenemos varios tipos de terreno que afectaran a la velocidad de la nave si los sobrevolamos, es conveniente evitarlos.







El diseño de los circuitos a veces presenta bifurcaciones, es importante conocerlos ya que según la carrera es mejor ir por un sitio o por otro ya sea que por una parte hay una zona de recarga de energía o por que es más fácil aunque más larga.


Un punto nuevo del juego respecto a sus antecesores es la inclusión de un modo historia donde se nos narrara la historia del Capitan Falcon mediante secuencias cinemáticas y a lo largo de una serie de capítulos donde debemos completar una serie de objetivos, un modo con una dificultad bastante alta y que nos exigirá emplearnos al máximo en superarlos.
Pero el modo normal del juego es el Grand Prix, siguiendo las pautas de todas las entregas de la saga, elegiremos una de las 3 copas disponibles en un principio, luego ya se desbloquean mas, y competiremos en los cinco circuitos de cada una.

También tenemos un garaje donde crear nuestras propias naves, todo ello con piezas que iremos poco a poco desbloqueando y que podremos comprar para crear lo que queramos dentro de unos limites claro esta, una opción curiosa aunque yo siempre prefiero jugar con las naves que vienen por defecto.


Por ultimo tenemos el multijugador a pantalla partida, donde los circuitos reciben un recorte gráfico, pero donde podemos coger unos piques increíbles contra nuestros amigos.





El apartado sonoro también se sitúa a la altura del resto, una banda sonora rompedora de temas de todo tipo. Algunos de los temas son remix de clásicos de la saga, en lo que respecta al los efectos de sonido, esta el característico sonido de los motores de las naves acompañado de todo tipo de efectos de colisiones, y destaca la inclusión de un locutor que a veces hablara durante la carrera para comentar hechos destacables de la misma.


Por ultimo solo queda comentar algo que se descubrió hace no mucho, y es que Nintendo incluyo dentro del GD de Game Cube la versión de la comentada recreativa F-Zero AX, para acceder a este bonus es necesario ser poseedor de un Action Replay o Gameshark, ya que hay que meter un código, por lo que no se puede acceder desde el juego sin más. Os preguntareis que utilidad tiene esto si ya en el propio juego podemos desbloquear una copa que tiene los circuitos de la recreativa... pues no mucho más halla que una mera curiosidad, para ver como es la recreativa, sus menús y un estilo totalmente arcade.




En definitiva, uno de los mejores arcades de velocidad que jugareis en vuestras vidas, un reto total, y una delicia técnica, el máximo exponente de una saga que ya por si destaca por la calidad de cada una de sus entregas. Lo malo? pues que Nintendo no se ha diganado a sacar una nueva entrega en sobremesa desde entonces, pasando olimpicamente de Wii y de momento de WiiU pese al clamor de las masas... y ya os dejo que me han dado ganas de conectar la Game Cube...

Dejo un par de videos, porque por mucho que os intenté explicar la grandeza del juego, creo que me quedo corto, el primero es del circuito Lighting, en el que una gran tormenta eléctrica sucede mientras competimos.



En el segundo, más extenso se muestra una copa al completo con todos sus circuitos:
Y por último... una imagen del juego corriendo en el emulador Dolphin el emulador de Wii que también ejecuta juegos de Game Cube, en Full HD y con algún filtro, no veais como luce:


No hay comentarios:

Publicar un comentario